Deportistas ya van rumbo a Argentina

Maratón extrema, la más exigente en su tipo en Sudamérica, reúne a 11 equipos provenientes de cinco países.
alt

Con la largada del grupo inicial que comandará el primer tramo de la prueba, se dio inicio desde el Faro Monumental al XXII Cruce de Los Andes, La Serena 2013, organizada por la Municipalidad local, que en esta versión cuenta con 11 equipos provenientes de Chile, Argentina, Brasil, México y Uruguay.
“El Cruce de Los Andes una de las pruebas más exigentes de Sudamérica en su tipo y no sólo es destacable el esfuerzo que hacen los atletas al recorrer más de 500 kilómetros con condiciones climáticas que varían entre calor y frío extremo, sino también el sentido de hermandad con el que impregnan esta carrera de relevos. Es sin duda una experiencia única que ya es tradicional en La Serena y que como municipalidad, tal como ha sido el compromiso del alcalde Roberto Jacob, seguiremos apoyando”, dijo Andrea Abarza, directora de la DIDECO de la municipalidad, departamento en el que se inserta la Oficina Comunal de Deportes.
Oscar González participa hace 15 años con equipos de Santiago y en esta oportunidad será parte del noveno tramo en territorio trasandino. “Trabajamos durante todo el año, entrenamos y estamos en constante preparación para culminar el año deportivo con esta prueba donde aprovechamos de compartir además con nuestros amigos argentinos. La altura es complicada, hay mucho frío en la cordillera y la llegada a San Juan es con sobre 40 grados de temperatura. Eso refleja lo difícil de los recorridos”.
Susana Lagos, del Equipo La Plata Corre, tiene 42 años, y por primera vez corre esta maratón. “Creo que hay mucho tránsito los primeros 40 kilómetros y eso será la mayor complicación. Somos 12 corredores y trataremos de completar la ruta”, sostuvo con un dejo de nerviosismo previo a la salida esta oriunda de Neuquén.
Se espera que por primera vez los deportistas que arriben a suelo argentino sea recibidos por el alcalde de La Serena junto a autoridades de San Juan, aprovechando la estadía en dicha zona donde están invitados a la Fiesta del Sol.