Trabajan en conservación de faroles coloniales en La Serena

La iniciativa busca restaurar estos elementos que son un patrimonio histórico de la ciudad

El proyecto denominado ‘’Conservación de Faroles Coloniales de la Serena’’, que fue previamente aprobado por el CORE, consiste en ejecutar obras de conservación a 95 faroles coloniales, los cuales se encuentran emplazados en distintos puntos de la comuna, concentrándose la mayoría en el centro histórico de la ciudad de La Serena o en sus proximidades, y un porcentaje menor se encuentra en el sector sur de la comuna.

"Para nosotros es muy importante la conservación y buen estado de nuestros faroles coloniales, ya que son un elemento patrimonial característico de nuestra ciudad. Es por ello que nos encontramos restaurando los dañados. El llamado a la comunidad es a cuidarlos ya que de esta forma La Serena conserva uno de sus sellos más característicos", aseguró el alcalde Roberto Jacob.

Cabe señalar que estos faroles se remontan desde la ejecución del Plan Serena (1948-1952), impulsado durante el mandato del presidente Gabriel González Videla, el cual involucró diversas intervenciones, con el objeto de embellecer la ciudad de La Serena.

Inicialmente la ciudad llegó a contar con cerca de 140 faroles, de los cuales, al día de hoy, solo quedan 95 instalados en la vía pública. De estos, alrededor del 30% se encuentra funcionado.

La obra considera una inversión de $ 269.481.000 (impuestos incluidos), donde $227.087.000 corresponde a obras civiles y $42.394.000 a la adquisición de los equipos eléctricos. Se ha establecido un plazo máximo de ejecución de las obras de 8 meses.

Entre las principales obras a realizar se consideran aplicación de pintura en el poste (madera u hormigón) y al cabezal, conservación del cabezal metálico, lijado de los postes de madera, demolición de las bases y fundaciones existentes, ejecución de bases y fundaciones nuevas, instalación de equipo eléctrico, reposición de todos los elementos faltantes, de acuerdo al catastro del estado actual de los elementos que pudiesen debilitarse o romperse al momento de retirar la pintura y el óxido existente.

Con esta acción la Municipalidad de La Serena busca devolver a la ciudad uno de sus símbolos patrimoniales y coloniales más representativos.