Los más chicos también escriben: pequeñas autoras se presentaron en Feria del Libro de La Serena

Se trata de Nayeli y Anahí Cifuentes, quienes expusieron ante el público sus obras y experiencias en el mundo literario.

La 35° versión de la Feria del Libro ofrece una variada programación de actividades y exposiciones que incluye la presentación de destacados escritores del ecosistema nacional y regional. Entre los autores invitados destaca un dúo de hermanas amantes de la literatura, con una interesante historia de vida que compartieron ante el público el pasado 1 de febrero en su presentación “Siendo chilena. Lo que no te contaron de Chile”. Hablamos de Nayeli y Anahí Cifuentes, pequeñas escritoras de 10 y 13 años, respectivamente.

 

Ante un atento público, la nobel dupla fue protagonista en el escenario central de la Feria del Libro, dando a conocer sus obras y contando el proceso de creación de ellas. Nayeli, la menor, expuso sus dos publicaciones “Mi abuelita sirena” y “Las Tres Marías y Juan y medio”, cuentos que leyó a la comunidad. “Me gusta mucho leer, me gustan las historias que me cuenta mi abuelita, entonces después yo las escribo, pero le agrego cosas de mi imaginación. Ella me contaba historias como la de la Piedra Colgada o Las Sirenas de la Isla Damas, y eso me sirve de inspiración”, indicó la pequeña.

Por su parte, su hermana Anahí, expuso su poema “Violeta Azul” y su cuento “Soy una Cachigu”, historia que habla sobre la pintoresca historia de vida de estas autoras.

 

Experiencias interculturales

 

Desde pequeñas, Nayeli y Anahí han convivido en distintas culturas, esto porque su madre es chilena y su padre es guatemalteco. Además, ellas nacieron en Canadá, país en el que han vivido la mayor parte de su vida. De hecho, el cuento “Soy una Cachigu” de Anahí lleva ese nombre precisamente por ser la combinación de la primera sílaba de sus nacionalidades: canadiense, chilena y guatemalteca.

 

Hace tres años la familia se trasladó a nuestro país. La experiencia de pasar de una cultura a otra ha sido una de las fuentes de inspiración para las creaciones de las hermanas, en especial para Anahí, quien ganó el concurso “Mi Nacionalidad tiene un cuento” de ACNUR de la UNICEF gracias al relato de sus vivencias entre culturas. “Ahí escribí un cuento que trata sobre mis nacionalidades y mi traslado de Canadá a Chile. Intenté expresarlo de una forma divertida y que diera a comprender un poco lo difícil que me fue cambiar de ambiente y cultura, pero que al final me pude adaptar. En Canadá yo hablaba francés, allá era muy diferente todo el ambiente, el clima, porque nieva en invierno, las temperaturas son muy marcadas. Con el pasar de tiempo se me facilitó bastante la adaptación porque me gustó la cultura chilena; hice amigos y aprendí muchos modismos de los chilenos”, comentó.

 

Tanto Anahí como Nayeli lucen contentas de sus experiencias interculturales, que han servido como motor para echar su imaginación. “Mi hermana y yo somos canadienses. La verdad es que las diferentes culturas que tengo me inspiran para mis libros y estoy muy orgullosa de ellas”, indicó Anahí.