Buscan evitar el uso de niños para la mendicidad en la calles

Oficina de la migrantes y la diversidad de la Municipalidad de La Serena junto a otras instituciones.

También Carabineros, Sename y diferentes organizaciones de la sociedad trabajan en esta campaña de educar a las familias de migrantes que día a día viven esta realidad de exponer a los más pequeños de su núcleo familiar al rigor de la mendicidad. Y con ello vulnerando los derechos esenciales de estas niñas niños. En el casco histórico vemos en las esquinas de las calles del centro de la ciudad estas escenas, “justamente por la necesidad que viven los extranjeros, en su mayoría venezolanos pidiendo y haciendo trabajar a sus niños en las calles. Por eso nos vemos en la necesidad de  prevenir esta situación”, agrega que la intervención de estas personas no es fácil; ya que “algunos de ellos entienden, otros no. Para estos migrantes todos los días son agitados. Buscan el pan, no es fácil para ellos, menos en tiempos de pandemia y en la mayoría de estos casos se trata de personas indocumentadas. Una de las áreas que estamos trabajando es la educación para que entiendan que en Chile las normativas no permiten la mendicidad con menores en las calles”, señaló Pamela León, Oficina de la migrantes y la diversidad de la Municipalidad de La Serena.  

Paulina Gallardo, psicóloga del área de protección de la OPD La Serena, comentó que “el objetivo es frenar esta situación porque son los niños los que finalmente están expuestos a una situación de vulneración, pues nos ha tocado ver casos de padres con sus hijos en las carreteras, niños muy pequeños expuestos a que los atropellen, a las a las altas  temperaturas de la época. Por eso en primera instancia es la entrega de la información para que ellos sepan al respecto qué es lo que pueden hacer en Chile y que no”.

Hasta el momento se tienen catastrados unas treinta familias de migrantes que se encuentran en esta situación y residen dentro de la comuna de La Serena, algunas de estas familias van de paso rumbo a Santiago, no tienen vínculos locales, tampoco portan documentos lo que hace ás difícil su situación en el país.