Como un día esperanzador califican los adultos mayores vacunación contra el Covid

Al Polideportivo de Las Compañías llegaron más de 100 personas en el primer día del proceso que se extenderá hasta el 12 de febrero

Don Bernardo Roco Reyes (89) fue uno de los primeros en vacunarse  contra el coronavirus en el Polideportivo de Las Compañías, el cual fue habilitado especialmente con profesionales de los diferentes Cesfam  del sector para cumplir con este proceso que se extenderá hasta el 12 de febrero, y donde en el primer día se atendió sobre los 100 adultos mayores. Confiesa que en ningún caso sintió temor por vacunarse. “La vacuna es lo que nos puede aliviar y disminuir un poco la enfermedad tan terrible y hacernos vivir un poco más de tiempo”, sintetizó.

 

 

Don Bernardo Campaña interrumpió por un día su emprendimiento de venta de empanadas en calle Esmeralda para cumplir con la  vacunación. Está próximo a cumplir 85 años y es todo un personaje en Las Compañías y confiesa que la pandemia no le ha impedido seguir con su labor, pero dice estar consciente que debe adoptar sus resguardos.  “Cómo no voy a confiar en la vacuna, tenía que venir, uno tiene que prepararse y estar prevenido en todo, no sentí nada, todo normal, soy nacido en el campo, aunque ahora me daré un reposo y entraré a laborar”, nos  confesó.

 

La señora Nelsa Molina (75) llegó acompañada de don Sergio Meza Monardez de 91 y esperó pacientemente su turno para acceder a la vacuna y ambos aseguran que llega en el momento justo como una señal esperanzadora.

 

DESTACAN ORGANIZACIÓN

 

En su recorrido por  el recinto, el general Pablo Onetto, jefe de la Defensa Nacional en la Región de Coquimbo, destacó la organización de la Municipalidad de La Serena. “Es un día histórico después de un año con esta pandemia. Me tocó ver adultos mayores que al ver su cara se notaba la alegría y la esperanza que tienen con estas vacunas. Felicitar la organización de la Municipalidad de La Serena”.

 

La autoridad destacó que espacios deportivos son ideales para el desarrollo de este tipo de actividades, “porque permite que no exista aglomeraciones y que la gente después de ser vacunada pueda descansar. Están las rampas para quienes vienen en silla de ruedas y los baños, es una buena decisión, porque, además, es amplio y hay estacionamientos”.

 

El general Onetto destacó que finalmente primó el interés de las personas por vacunarse, aunque admitió que también había quienes  tenían sus reparos, “es una luz de esperanza y asegurarle la vida, sobre todo para nuestros adultos mayores que por mucho tiempo han tenido que estar aislados sin poder estar con la familia y también para asegurarse”, remarcó.