Alcalde Jacob personalmente entregó informe a la Corte de Apelaciones

La Corte fallará  “en beneficio de los vecinos y acorde a derecho, ya que tenemos todos los antecedentes que actuamos acorde a la legislación vigente”. Señaló el edil serenense.
La máxima autoridad comunal en compañía del asesor jurídico Mario Barrios y al Concejal Pablo Yáñez, presentó en la Corte de Apelaciones  de La Serena los antecedentes que facultaron al municipio para clausurar la planta Ariztía el pasado 28 de diciembre.

Cabe recordar que el tribunal acogió el recurso de “no innovar” presentado por la empresa infractora, el 04 de enero, decretándose el alzamiento de la Clausura del local ubicado en calle Balmaceda N°461, hasta la resolución que tomará la Corte tras conocer estos documentos.

El municipio tenía un plazo de 8 días hábiles para entregar sus descargos ante el Tribunal y así lo hizo, ahora espera el fallo de la Corte  “en beneficio de los vecinos y acorde a derecho, ya que tenemos todos los antecedentes que actuamos acorde a la legislación vigente, la empresa estaba funcionando con una patente distinta a la que requería, se adjuntaron los partes cursados y las dificultades que vivían los vecinos al estar al lado de una planta que realizaba funciones de frigorífico y no de venta de aves y huevos como especifica la patente” aseveró el Alcalde Roberto Jacob.

El asesor jurídico Mario Barrios explicó en términos legales en que consistió el procedimiento realizado el 28 de diciembre que se reseña en el informe entregado “el municipio tiene la facultad de clausurar aquellos locales comerciales que no cumplan con la debida patente para desarrollar una actividad, en este caso no existe la patente para realizar la actividad de distribución y almacenamiento, bajo estos concepto se decretó la clausura” el abogado además fue enfático en mencionar que “en este caso no se vulneran las garantías constitucionales de la empresa” ya que en variadas oportunidades se les notificó en qué situación se encontraban.

El municipio ahora espera el pronunciamiento de la justicia para zanjar definitivamente la permanencia de la planta Ariztía en ese lugar, eso sí, si la empresa utilizará nuevamente el lugar como recinto de venta de aves y huevos podría seguir en el lugar sin problemas.