Con talleres potencian habilidades comunicativas y confianza de usuarios del albergue municipal

El programa dependiente y ejecutado por la Municipalidad de La Serena y financiado por la Seremi de Desarrollo Social, cumple una importante labor con personas en situación de calle.

El pasado 17 de junio comenzó a funcionar en La Serena el Albergue Protege Calle, programa que cuenta con 20 usuarios que viven, duermen y son apoyados en gran parte de sus necesidades, por un equipo de profesionales dependientes del municipio serenense.

“Las personas en situación de calle tienen carencias afectivas y nosotros en estos momentos estamos tratando de apoyarlos para que ellos puedan reinsertarse a la sociedad, en la parte laboral, que puedan contribuir, puedan ser mejores personas y que sean integrados en el mundo”, aseguró Carol Chandía, coordinadora de Albergue Protege Calle.

El trabajo de los profesionales apunta a entregar herramientas para reintegrarse a la sociedad y fortalecer los lazos con sus compañeros, ya que comparten gran parte del tiempo con ellos, afianzando la confianza y el trabajo grupal. Además, los talleres tienen como objetivo estimular la creatividad, mejorando así las capacidades de los participantes, dando posibilidades de desarrollar sus competencias y potencialidades

“Los talleres para mí, sirven para aprender a convivir con los demás compañeros. El taller fue de convivencia, de conversar con una persona y contarle de donde soy yo, cómo me llamo, para aprender a conocernos y la conversación nos lleva a saber que somos todos iguales”, afirmó Alejandro Carvajal, usuario del programa.

Las capacitaciones también se efectúan a los profesionales del albergue municipal, los que están dirigidos principalmente, al manejo de crisis de abstinencia de los residentes y técnicas de autocuidado de equipo.

Por su parte, Gonzalo Pujado, otro beneficiario del albergue, aseguró que “de partida nos sacan del esquema de estar siempre en lo mismo y eso es súper importante, porque aparte de salir de la rutina, nos ayuda aprender, el mismo hecho del juego que hicimos, de cómo se tergiversan las cosas, cuando de repente no corresponde, cuando hablamos entre nosotros, estamos en una convivencia y eso produce roces y al final eso nos puede afectar, entonces para nosotros es súper beneficioso tener ese tipo de talleres”.

El albergue municipal funciona en pleno centro de La Serena y por ahora se encuentra funcionando a su máxima capacidad.  

11_dsc_9262